domingo, 26 de agosto de 2007

Anna Göldin, la última bruja suiza


 Anna Göldin (1734-1782) fue la última mujer ejecutada por brujería en Suiza, el 18 de junio de 1782. Probablemente, también fue de las últimas "brujas" ajusticiadas en Europa (se ejecutaron dos mujeres polacas en 1793).

Nació en Sennwald en 1734 en el seno de una de familia pobre. Tuvo 3 hijos con Jakob Rhodurner y, después, con el Dr. Zwicky, pero sólo sobrevivió uno.

Entró al servicio de la familia del médico Johann Jacob Tschudi para ocuparse de la casa y del cuidado de sus cinco hijas. Fue acusada de haber embrujado a la segunda hija del médico, Anne-Miggeli, que tenía 8 años. Se extendió el rumor de que, en distintas ocasiones, echó agujas en el bol de leche y en el pan de la niña. También se encontraron agujas en el bol de Susanna, otra de las hijas.

Después de echar a la criada de la casa, Anne-Miggeli enfermó. Había testigos que afirmaban que la niña estaba como poseída, tenía convulsiones y fiebre. Además, se aseguraba que la pequeña expulsaba agujas ensangrentadas cada día por su boca.



La prensa, en concreto, el Neue Zürcher Zeitung, publicó una nota el 25 de enero de 1782 ofreciendo una recompensa a los que capturasen a la sirvienta:
El meritorio Estado de Glaris, de confesión evangélica, ofrece por la presente, por el descubrimiento de Anna Göldin, descrita más abajo, una recompensa de cien coronas; además se solicita a las altas y más altas autoridades y a sus representantes oficiales a procurar toda la ayuda posible en la captura de esta persona; teniendo en cuenta que ella ha cometido un acto espantoso, por medio de la introducción de una serie de agujas y otros objetos de forma secreta y casi incomprensible, contra una pequeña niña inocente de ocho años.
Anna Göldin, de la comuna de Sennwald, perteneciente al distrito del Alto Sax y Forstegg, en la región de Zurich, de hacia 40 años, grande y alta, cara rellena y colorada, pelo y cejas negras, ojos algo enfermos y grisáceos, habitualmente enrojecidos, de apariencia descuidada, y habla en su dialecto de Sennwald, lleva falda medianamente de color, una camisa azul con rayas y un corpiño azul, una chaqueta estampada y gris, medias blancas, sobrero negro, debajo una cofia blanca y lleva una bufanda de seda negra.
Fecha, del 25 de enero de 1782. Cancillería evangélica de Glaris.



Nota del periódico "Neue Zürcher Zeitung"

Finalmente fue arrestada y el 21 de febrero de 1782 la enviaron a Glaris para someterla a tortura, con el objetivo de que confesara que había practicado la magia negra con la niña. En el juicio, el testimonio de la hija de los Tschudi jugó un papel esencial: Anne-Miggeli afirmó que la criada le había dado una golosina y que le advirtió que no se lo dijera a sus padres.

Durante el proceso, la niña fue recuperándose y esa mejoría fue interpretada por los jueces como una prueba de la culpabilidad de Anna Göldin, que ya no tenía poder sobre su víctima.

En el veredicto los jueces decidieron no hacer mención a la brujería, que comenzaba a ser algo desfasado, y prefirieron castigarla por ser envenenadora. Se la condenó a la pena capital y fue decapitada el 18 de junio de 1782.


Su historia inspiró la novela de Eveline Hasler, en la que se basó la película del mismo nombre, "Anna Göldin, la última bruja" (1991), con Gertrud Pinkus como directora y Eveline Hasler como guionista. En la película, probablemente para que resultara más interesante la trama, la acusación de brujería parte de Tschudi, el médico para el que trabajaba Anna, que después de tratar sin éxito de seducirla se venga de esta manera.

La anterior fotografía y estas tres más son imágenes de la película:









3 comentarios:

  1. Un aporte mas como resultado del "gran" invento de Constantino para unificar el Imperio: La Iglesia Católica

    ResponderEliminar
  2. Que parte de:

    "...El meritorio Estado de Glaris, de confesión evangélica..."

    no te quedo claro?

    ResponderEliminar
  3. los evangelicos son una division posterior del catolicismo

    ResponderEliminar