lunes, 10 de septiembre de 2007

El cerebro dividido

 



La operación de cerebro hendido, dividido o comisurotomía consiste en la desconexión de los dos hemisferios cerebrales mediante la sección del cuerpo calloso, el haz de fibras nerviosas que interconecta ambos hemisferios cerebrales. Este tipo de intervención se realizaba (ya apenas se practica) en casos de epilepsia severa que no respondían a tratamientos con drogas y evitaba que la actividad eléctrica desenfrenada de un hemisferio, durante la crisis epiléptica, afectase al otro hemisferio cerebral. Curiosamente disminuía, además, la frecuencia de las crisis epilépticas.

Este tipo de pacientes, a primera vista, no presentan ningún rasgo de conducta sobresaliente que nos haga imaginar que realmente tienen desconectados ambos hemisferios entre sí. Ahora bien, sometidos a estudio sí que se producen situaciones curiosas. El cuerpo calloso, el haz de fibras que se secciona, sirve de comunicación entre ambos hemisferios, para que funcionen de forma coordinada, pues en cada uno de ellos se encuentran funciones cognitivas que no están en el otro.



El hemisferio izquierdo es más lógico, más "matemático" y se dedica a la lectoescritura. El hemisferio derecho es el encargado de la inteligencia intuitiva, es más emocional; es decir, complementa al hemisferio izquierdo, quien suele llevar la voz cantante.

En este tipo de pacientes hay formas de observar la actividad de ambos hemisferios por separado. Por ejemplo, supongamos que tapamos un ojo al paciente y le preguntamos qué ve con el otro. Cómo las fibras nerviosas que llevan la información al cerebro se cruzan (decusan), lo que vea con el ojo derecho será procesado por el hemisferio izquierdo y viceversa. La conclusión que obtendremos es que cada hemisferio es capaz de llevar a cabo determinadas tareas que no "sabe" hacer el otro hemisferio. Por ejemplo, si el sujeto ve sólo con el ojo derecho (recordemos que las fibras nerviosas se cruzan), no podrá nombrar lo que ve (pues el habla está localizada en el hemisferio que ahora mismo no ve), pero sí podrá señalarlo. Ahora bien, si le tapamos el ojo izquierdo, el hemisferio que "ve" es el izquierdo, el encargado del habla, de manera que puede nombrar lo que ve... pero no señalarlo con la mano izquierda.

En estos pacientes encontramos casos realmente curiosos en los que se comportan como si de dos personalidades se tratase. Por ejemplo, mientras que el paciente permanece atento a la lectura de un libro, el hemisferio derecho, no implicado en las tareas de lectoescritura, se aburre soberanamente y trata de cerrar el libro con "su" mano izquierda, lo que deviene en una actividad bastante estresante para el sufrido lector. Otro caso curioso es el de un paciente que mientras abrazaba y acercaba hacia sí a su esposa con una mano, trataba de empujarla con la otra (parece que no tenía demasiado claros sus propios sentimientos...). Por último, se tiene conocimiento de pacientes que con una mano tratan de abotonarse la camisa mientras que con la otra van deshaciendo el trabajo de la primera.

En resumen, lo que se ha perdido es la comunicación necesaria para la coordinación de ambos hemisferios cerebrales, con lo que la sensación, en determinadas ocasiones, es que cada uno actúa por un lado. ¿Quiere esto decir que si cortamos la comunicación entre los hemisferios tendremos dos cerebros con conciencias independientes? Es difícil dar una respuesta simple a este interrogante pues no hay que perder de vista que la plasticidad del sistema nervioso podría permitir que un hemisferio asumiera ciertas tareas del otro en ausencia de éste, lo que deja un buen margen para la especulación y no dejan de ser inquietantes las posibilidades si se echa a volar la imaginación.

La fotografía que ilustra el artículo es un óleo sobre lienzo de René Magritte titulado Decalcomania, 1966.

12 comentarios:

  1. Excelente, conocía el caso pero no lo había visto así, es como si todos tuviéramos una dualidad interior, nuestro par de ángeles luchando por mantener el equilibrio, dos formas de concebir el mundo que juntas hacen nuestra personalidad...lol

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya gustado el post, Chem. Muchas gracias por tu interés; como siempre, muy amable :)

    ResponderEliminar
  3. El cerebro dividido...

    "La operación de cerebro dividido o comisurotomía consiste en la desconexión de los dos hemisferios cerebrales mediante la sección del cuerpo calloso, el haz de fibras nerviosas que interconecta ambos hemisferios cerebrales. Este tipo de inter...

    ResponderEliminar
  4. con razon estamos "medio" locos.jiji

    ResponderEliminar
  5. Hay un documental en el que hablan de esto, se llama "El sindrome de la mano ajena" y es espectacular. Un dia lo ví en la tele, pero no lo he vuelto a encontrar ni si quiera en la mula, pero si lo encontrais verlo, pues salen los ejemplos que se comentan en la entrada.

    ResponderEliminar
  6. "En este tipo de pacientes hay formas de observar la actividad de ambos hemisferios por separado. Por ejemplo, supongamos que tapamos un ojo al paciente y le preguntamos qué ve con el otro. Cómo las fibras nerviosas que llevan la información al cerebro se cruzan (decusan), lo que vea con el ojo derecho será procesado por el hemisferio izquierdo y viceversa.."

    En el caso de la vista es el campo visual lo que se divide no lo que recibe cada ojo. Es decir el campo visual izquierdo es procesado por el hemisferio derecho, y el campo visual derecho es procesado por el hemisferio izquierdo. Lo que tapan por tanto en el experimento no es exactamente uno de sus ojos sino el campo visual concreto en cada caso (no recuerdo muy bien como).

    ResponderEliminar
  7. Lo anterior era más una pregunta, que tampoco soy un experto y no sé si al hacer la comisurotomía cortaban el quiasma.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, davidsg: si no se secciona también el quiasma óptico, ambos hemisferios reciben información de ambos ojos, porque hay una parte de las fibras provenientes del nervio óptico que no decusan y que siguen su camino hacia el núcleo geniculado y el cortex visual del mismo lado (no el contralateral). La parte del hemicampo visual cuya información decusa es la que queda a la izquierda y a la derecha de nuestro campo visual, y la información visual que percibimos en el centro del campo visual, sí sería procesada por la corteza visual del mismo hemisferio (del mismo lado).

    Se ve más claramente en este esquema de la Wikipedia.

    El experimento entiendo que debe de tener en cuenta esto y situar los estímulos a la izquierda y a la derecha del sujeto, tapando el ojo contrario de manera que, efectivamente, el estímulo sea procesado por el hemisferio contralateral al del ojo que percibe.

    Es más, entiendo que la visión podría constituir en estos casos una forma "artificial y externa" de integrar y dar sentido a la información, porque sería una de las formas de "comunicación" entre los hemisferios ahora que se han cortado las vías naturales de intercomunicación entre ambos hemisferios (el cuerpo calloso). Creo recordar que hay alguna prueba experimental al respecto.

    Si alguien posee más datos, serán muy bienvenidos :)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Gabriela, por tu interesante y profunda aportación.

    Gracias a todos y saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo recuerdo el caso de un savant famoso (de memoria prodigiosa, como siempre, pero total incapacidad de valerse por sí mismo) que había nacido sin cuerpo calloso. Lo descubriero cuando le hicieron una tomografía. Si no recuerdo mal, era capaz de leer las dos páginas de un libro al mismo tiempo, dedicando un ojo a cada página.

    ResponderEliminar