martes, 18 de septiembre de 2007

El creador de Winnie the Pooh y su sufrido hijo


 Christopher Robin dándole leche condensada a Winnie


El entrañable y tontorrón personaje de Winnie the Pooh realmente llegó a existir y fue una osa de color negro.

Todo comenzó cuando el 24 de agosto de 1914 un tren que transportaba tropas para luchar en Europa y que provenía de Winnipeg (Manitoba, Canadá) se detuvo en White River (Ontario). El teniente veterinario H. Colebourn (1887-1947), un británico afincado en Canadá, salió del tren para despejarse un poco y vio a un trampero que, después de matar a una osa, se había quedado con una cría suya. Colebourn (foto de la izquierda) pagó 20 dólares al trampero por la osezna, a la que decidió llamar Winnie, en honor a su ciudad adoptiva, Winnipeg.

El militar decidió dejar a Winnie en el Zoo de Londres (el 9 de diciembre de 1914) para que se ocupasen de ella mientras él luchaba en el frente. Por su carácter cariñoso y dócil, Winnie se convirtió pronto en la favorita del público que acudía al Zoo. Más tarde, al acabar la guerra en 1918, Colebourn volvió al Zoo a recogerla pero, viendo el afecto que había despertado en todos, decidió dejarla allí.

Un niño, llamado Christopher Robin Milne, visitó el Zoo cuando tenía cinco años y conoció a Winnie. No tardaron mucho en hacerse amigos e, incluso, los cuidadores le dejaban pasar dentro del recinto de la osa para jugar con ella o darle de comer (curiosamente no le daba miel sino leche condensada, que le encantaba).



El padre del niño, Alan Alexander Milne (18-1-1882, 31-1-1956), era escritor y vivía junto a su mujer Dorothy y su hijo en Cotchford Farm, en el bosque de Ashdown (Sussex). Christopher Robin decidió rebautizar a su oso de peluche, que se llamaba "Edward", con el nombre de Winnie the Pooh.


Christopher Robin con su oso "Edward", rebautizado como Winnie the Pooh

Alan Alexander Milne escribió varias obras de teatro y novelas pero su éxito vino con los libros sobre el "Osito de poco cerebro", que se convirtieron en clásicos de la literatura británica del siglo XX.



Alan Alexander, su hijo Christopher Robin y el oso Pooh


Peluches de Christopher Robin, que inspiraron la obra de su padre (se encuentran en la Biblioteca Pública de Nueva York).

Sin embargo, su hijo, Christopher Robin, terminó harto del personaje pues, al ser incluido (el niño) en los libros de Winnie the Pooh tuvo más de un problema en el colegio y las constantes burlas de sus compañeros hicieron que durante años guardase rencor a su padre y se volviese un chico introvertido. Además, nunca conservó nada relacionado con los libros de Pooh, escritos por su progenitor.

A pesar de ello, Christopher Robin participó activamente para que el bosque de Ashdown (el "Bosque de los Cien Acres" en las aventuras de Pooh) no fuera convertido en explotación petrolífera por la British Petroleum.

Christopher Robin Milne murió el 20 de abril de 1996.

Las hijas de Walt Disney se enamoraron de los libros de Milne y su padre acabó comprando los derechos de imagen en 1961, cinco años después de la muerte de A. A. Milne. A partir del 1966 (con "Winnie the Pooh and the Honey Tree") Disney inició una serie de películas sobre este entrañable personaje (no tanto para Christopher Robin) que sigue gustado a los niños de todo el mundo, y a los no tan niños, incluso en la actualidad.


Libro gigante de Winnie the Pooh en Tokyo Disneyland

Enlaces:

BBC Mundo, Wikipedia, Pooh-corner, geocities, es.geocities.
Si te ha gustado, menealo.bmpmenéalo

20 comentarios:

  1. muy bueno el informe, tengo tres niños y me encanta saber acerca del nacimiento de los personajes que a ellos tanto les gusta

    ResponderEliminar
  2. la dulzura de winnie y sus amigos me conmueve, y saber su historia no hace mas que reafirmar su ternura y la de los niños y no tan niños.. que lo queremos. gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Realmente interesante, es curioso, lo que ha muchos niños encantó, no resultó igual para el hijo del autor, la vida tiene tantas variantes, y los mdios de entretenimiento solo muestran lo mejor, sin entrar en recovecos conflictivos.

    ResponderEliminar
  4. me encanta winnie the pooh pero no sabia que era basado en una osa y no en un oso muy interesante!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola , soy un joven de 28 años , Pooh es el osito que hizo crecer con mucho cariño toda mi niñez y mi pubertad hasta ahora se soy mayor y se que algunos niños que naceran tambien lo haran . Gracias dibujos Disney

    ResponderEliminar
  6. ami me parese 1 muy buena histori x q hay muestran el amor del hombre asi los animales yo soy 1 fanarica de winnie the pooh es un personaje muy simpatico y intelijente y maduro .

    ResponderEliminar
  7. imagino que Cristopher Robin no sabia del gran exito que seria la invencion de su padre, y que el seria parte de la historia de uno de los personajes de dibujos animados mas famoso de todos los tienpos.

    ResponderEliminar
  8. !!!!Hola atodos solo quiciera hacerles saber que en lo personal desde q conosi a winnie pooh no sabia nada de el y en mi sabia q era alguien fantastico y por siempre inolvidable, haora q conosco su origen es mucho mas interesante....

    ResponderEliminar
  9. me encanta winnie de pooh todas mis cosas son de el lo adoro

    ResponderEliminar
  10. la verdad toda esta historia me viene a confirmar que las historias mas entrañables que perduran en el tiempo siempre se han basado en la tierna relacion entre un hombre y un animal,ojala que los humanos aprendamos mas de los animales y aprendamos a respetarlos en la medida que en el fondo no somos tan diferentes.....

    ResponderEliminar
  11. wow, muy linda historia :)
    aunq pobre niño, q feo q le haya afectado asi

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, Gwen, es curioso que las entrañables historias que han hecho felices a tantos niños, al parecer, perjudicaron al hijo del autor.

    Muchas gracias por los nuevos comentarios :)

    ResponderEliminar
  13. ES UN OSITO MUY CRACIOSO Y QUE CONQUISTA A MUCHOS POR EJEMPLO A MI QUE ME GUSTA SU DULZURA YO SIEMPRE SERE FAN DEL OSITO CARIÑOSO Y QUERIDO QUE SIGA ASI BSS

    ResponderEliminar
  14. BUENO WINNIE ES UN OSITO CARIÑOSO ES LO MAXIMO SU FORMA DE SER A HECHO QUE MILLONES DE PERSONAS LO ADMIREN Y KIERAN

    ResponderEliminar
  15. Pero qué linda historia la amé es tan bella y el oso me gusta mucho es mi ídolo tengo casi todos los artículos donde aparece, creo que estoy un poco trastornado con él, pero no me importa!

    ResponderEliminar
  16. Me gusto mucho haber conocido la historia de Winnie the Pooh, ya q ese personaje es mi favorito

    ResponderEliminar
  17. Podria parecer tonto para muchos, pero las historias basadas en las experiencias de un niño de 7 años,no solo han cautivado a muchos sino que hacen suspirar a muchisimas personas con la ternura de sus personajes... que imaginacion! y como escritora, no puedo dejar de resaltar la creatividad que sobresale.
    me encanta...para esta epoca de tanta violencia...los niños deberian ver tiras comicas que no contengan violencia y que sean edificantes...
    eso creo!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Nunca he podido terminar de ver una peicula de Winnie the Pooh ,
    son insoportablemente aburridas, afortunadamente hay en mi ese
    antivirus bio-psicologico que me hace de antemano rechazarlas.
    Son un peligro para la niñes.

    ResponderEliminar
  19. Probad con Vinni Puh, la versión soviética de Winnie the Pooh.

    http://www.youtube.com/watch?v=sqdiEUp6s4E

    ResponderEliminar
  20. y que fue de la osa winnie?? a mi también me gusta el osito pooh, creo que a los niños debemos dejarlos fantasear y es hermoso el ejemplo de amistad que hay entre los personajes, los valores como ese no deben perderse.

    ResponderEliminar