domingo, 14 de octubre de 2007

Singer Building: una joya arquitectónica demolida



La vida del Singer Building tuvo un inesperado y prematuro final. 60 años después de su construcción en el bajo Manhattan, el edificio fue demolido para erigir el One Liberty Plaza, una inmensa mole de acero y cristal que arrancaba hasta 5 veces más espacio útil al solar dejado por el Singer. El One Liberty Plaza, situado junto a la zona cero, estuvo también a punto de ser demolido, debido a los daños que sufrió la estructura por los sucesos del 11 de septiembre.

La compañía Singer de máquinas de coser, ante la necesidad de ampliar sus instalaciones, decidió comprar las propiedades vecinas para construir el inmueble. Tras levantarse 184 metros sobre el suelo de Nueva York, el Singer Building, una joya del estilo Beaux-Arts francés, se convirtió en 1908 en el edificio más alto del mundo. Su reinado sólo duraría un año, pues en 1909 el Metropolitan Life Insurance Company Tower se elevaría 26 metros más desde Madison Avenue hacia el cielo neoyorquino.


El edificio fue vendido en 1963 y la fiebre especulativa lo derribó sólo 5 años más tarde. Tal vez, si la idea de demoler el Singer Building hubiera llegado unos años más tarde, aún formaría parte del skyline neoyorquino, pues hoy día habría sido inconcebible destruir este edificio.



A continuación podemos ver algunas imágenes del Singer Building, ya vacío y deshabitado, esperando su demolición. Es difícilmente asumible que tanta belleza se deshiciera en millones de escombros:











Acceso al edificio. Abajo podemos ver la entrada con más detalle.





Detalle del reloj sobre la puerta de entrada.












El Singer Building a la derecha, con el HMS Leviathan al fondo.


One Liberty Plaza, el edificio que sustituyó al Singer Building.

Enlaces: American Memory from The Library of Congress, Structurae, Wikipedia, Skyscrapercity.

12 comentarios:

  1. Singer Building: una joya arquitectónica demolida...

    La vida del Singer Building tuvo un inesperado y prematuro final. 60 años después de su construcción en el bajo Manhattan, el edificio fue demolido para erigir el One Liberty Plaza, una inmensa mole de acero y cristal que arrancaba hasta 5 veces má...

    ResponderEliminar
  2. Es una verdadera lástima lo que pasa con estos edificios, cuando "dejan de ser útiles", aunque lo de la utilidad es relativo. Imagino que debió (y debe) ser mucho menos estresante trabajar en un lugar así que en el cajón que lo sustituyó.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, supongo que el valor histórico de los edificios es siempre algo relativo. Personalmente este edificio me parece horrible, aunque e cualquier caso parece claro que la razón de su derribo fue conseguir un mayor aprovechamiento del suelo, no ningún motivo estético.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Las fotos del interior tienen un parecido asombroso con el escenario final del juego mafia, ha sido un bellísimo edificio, al menos para mi. Les dejo un cariño.

    ResponderEliminar
  5. Dardo Curare: La verdad es que no he jugado al juego Mafia, y eso que Indira y yo tuvimos unos años de auténtica adicción a los juegos, sobre todo las aventuras gráficas. Siempre es un placer recibir tu visita en estos lares :)

    Arquitecto Jr: Hombre... "horrible", yo no me atrevería a decir tanto. Puede resultar demasiado recargado a unos ojos acostumbrados al minimalismo, pero no deja de ser cautivadora una arquitectura tan preciosista como el Beaux Arts, en la que se cuida cada detalle y cada rincón. Supongo que es cuestión de gustos, pero cada estilo tiene su encanto.

    Wittenbergman: Estoy totalmente de acuerdo contigo: prefiero trabajar dentro de una obra de arte con historia que en el interior de una caja de acero y cristal más joven que yo... por mucho que también me guste la arquitectura minimalista, los espacios diáfanos, el hormigón y el agua, etc...

    ResponderEliminar
  6. la vedad fue una verdadera estupidez haber demolido ese esplendido rascacielo, una de las grande joyas arquitectonicas de NYC.

    ResponderEliminar
  7. una verdadera barbarie por parte de las inconpetentes instituciones del momento dejar demoler esta impresionante joya de la arquitectura puesto que obra como esta jamas en la vida sera construida de nuevo...ademas un importante dato con la rapidez que se realizo la obra de semejante y colosal envergadura a pesar de los escasos medios que se utilizaban hace mas de un siglo...los responsables deberian haber pagado por esto de alguna manera.no eran merecedores del puesto que ostentaban.

    ResponderEliminar
  8. "Cualquier tiempo pasado fue mejor" esta famosa frase se nos puede pasar por la cabeza a cualquiera de nosotros en algun momento nostalgico de nuestra vida, y si, es cierto, es o ha sido uno de los edificios de NY mas bonitos y que mas me gustan, y me indigna no poder verlo, tocarlo, fotografiarlo, en definitiva disfrutar de el en mi proximo viaje a NY, pero tambien pienso que si el ser humano se hubiese dejado llevar por su romanticismo en un mundo que siempre ha aspirado a ser mas avanzado y comodo, seguramente seguiriamos viviendo en cuevas reacios a cambiar.

    ResponderEliminar
  9. Gran error demoler ese rascacielos. Claro, obviamente hablamos de New York donde hay miles de edificios igual de simbólicos. No se ha podido valorar lo suficiente porque ha sido uno entre miles.
    De haberse fabricado en España (cosa que dudo con la mentalidad catetil que existe aquí). A día de hoy hubiese sido edificio referencia de nuestra historia.

    ResponderEliminar
  10. La mentalidad de los estadounidenses es completamente distinta de la nuestra. Para ellos no hay ni atisbo de duda a la hora de derribar un bello edificio o destruir unas ruínas en nombre del progreso. Ellos son incapaces de entender por qué nosotros tratamos de conservar celosamente los edificios y construcciones históricas, por eso ven a Europa como un continente viejo y decadente que se aferra a unas tradiciones conservacionistas ilógicas. Creen que si derribamos todo eso y construímos encima progresaremos más.

    Las guías turísticas en Europa no dejan de sorprenderse cuando, al enseñarles una muralla romana del siglo II a sus turistas yankis, ellos preguntan "¿y por qué no la derriban ya?".

    ResponderEliminar
  11. Anónimo excelente comentario una verdad absoluta, que dolor me causa el ver como destruyen edificaciones que poseen un gran valor histórico son una manada de ignorantes, incultos los que hacen estos sacrilegios...

    ResponderEliminar
  12. Desde chico había visto esa torre , sin saber nada de ella me enamoro, creo que fue una de los rascacielos mas bellos que jamas se hayan construido. la torre que la reemplazo, simplemente horrenda. Pero en mi corazón seguirá en pie.
    yo vivo en Mar del Plata, argentina, esta era una ciudad de estilo netamente francés, una joya, y fue íntegramente destruida un gran crimen arquitectónico también.

    ResponderEliminar