martes, 18 de marzo de 2008

El experimento del niño Alberto


En 1920, John B. Watson y Rosalie Rayner realizaron en la Universidad Johns Hopkins un controvertido experimento de condicionamiento del miedo con un niño de 11 meses.

Watson utilizó el bebé para demostrar cómo los principios del condicionamiento clásico, recientemente descubierto por Ivan Pavlov, podían aplicarse en la reacción de miedo de un niño ante determinados animales u objetos.

El pequeño Albert fue escogido como sujeto de experimentación por su buena salud física y su gran estabilidad emocional. En concreto, mediante el experimento, Watson quería condicionar la reacción de miedo de Albert hacia una rata blanca. Inicialmente, este animal no provocaba en el niño ninguna reacción de rechazo. Watson pretendía, además, generalizar esta conducta del bebé a otros estímulos similares y, por último, eliminar el miedo que había generado en el niño.




John B. Watson

El procedimiento seguido fue el siguiente: se examinó a un niño sano de nueve meses, Albert, para determinar si existía en él un miedo previo a los objetos que se le iban a presentar (esencialmente animales con pelo). Se comprobó que, efectivamente, no existía el menor rechazo sino todo lo contrario: cuando el niño veía, por ejemplo, la rata blanca se mostraba muy contento e intentaba cogerla con la mano. Sin embargo, sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes como golpear una barra metálica con un martillo. Se trataba, por tanto, de conectar la ansiedad producida por el fuerte e imprevisto ruido con el animal y lograr que la sola presencia del animal provocase el temor. De este modo se demostraba que nuestras fobias eran resultado de un previo aprendizaje.


El experimento comenzó cuando Albert tenía 11 meses y tres días. Se le presentó al niño una rata blanca, que Albert quiso tocar sin el menor temor, pero cuando entraba en contacto con ella se golpeó la barra metálica con el martillo detrás de la cabeza del niño. Después de varios ensayos, el niño lloró terriblemente asustado ante la presencia de la rata y, posteriormente, generalizó su respuesta a otros estímulos: un perro, un conejo, una máscara de Santa Claus, un abrigo de piel, un jersey de lana, etc.




Desgraciadamente, el experimento no alcanzó la última fase, es decir, el descondicionamiento, ya que Albert fue sacado de la unidad hospitalaria en que se encontraba antes de su conclusión. Los ensayos habían durado 31 días. Watson había planeado desensibilizar al niño relacionando los objetos que provocaban temor con estímulos agradables. Por ejemplo, la rata blanca con la leche caliente, que los bebés consideran una experiencia amorosa y relajante.

Se dice que el pequeño Albert quedó condicionado respecto a las ratas y los demás objetos que le presentaron durante toda su vida, pero lo cierto es que no se sabe con certeza qué sucedió.

Afortunadamente, en la actualidad no es posible realizar este tipo de experimentos. Casos como el del pequeño Albert abrieron un debate sobre la ética a la hora de experimentar con seres humanos contribuyendo al establecimiento de necesarios límites.

Los conductistas sostienen, con cierto humor, que si Albert hubiese acudido a la consulta de un psicoanalista para superar su posible temor hacia los abrigos de pieles se le convencería de que en su primera infancia tuvo un trauma sexual con su madre.

Para el freudiano, el sexo o el amor son los principales sentimientos de los que surgen las respuestas condicionadas que, más tarde, limitan y distorsionan la personalidad. Sin embargo, en este caso, como hemos visto, el trastorno emocional del adulto no fue determinado por un problema sexual. No obstante, también el conductismo ha sido objeto de crítica por otros psicólogos al ser una escuela que no toma en cuenta cómo se siente el individuo estudiado o qué piensa; se centra esencialmente en qué hace, cuáles son sus reacciones y cómo se puede condicionar.


En la imagen superior, John B. Watson y Rosalie Rayner, que terminaron casándose.

Enlaces: psychclassics, wikipedia 1 y 2 , bdrum, science news.

32 comentarios:

  1. El experimento del niño Alberto...

    (C&P)En 1920, John B. Watson y Rosalie Rayner realizaron en la Universidad Johns Hopkins un controvertido experimento de condicionamiento del miedo con un niño de 11 meses. Watson utilizó el bebé para demostrar cómo los principios del condicion...

    ResponderEliminar
  2. Interesante artículo, pero se me ha hecho corto... quiero más artículos!! aggg! :-/

    ResponderEliminar
  3. Como han cambiado los tiempos!, en la actualidad seria impensable un experimento así.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, FinGolf. Rápidamente nos ponemos manos a la obra :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Por fin habéis vuelto! Y veo que no habéis perdido el interés en la búsqueda de buenas historias.

    Un saludo y un agradecimiento de un lector habitual :)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Warren :)

    ResponderEliminar
  7. En la actualidad un experimento así se realiza todos los días en todos los países: Se llama educación.

    ¿Quien no le ha gritado a un crío cuando ha echo algo mal?

    ResponderEliminar
  8. Desde luego, el experimento es un poco cruel, y es lógico que se pusiera un freno a este tipo de estudios... como siempre, el gran perjudicado ha sido un ser inocente.

    Saludos, y coincido con FilGolf... qué corta se me ha hecho!! :P

    ResponderEliminar
  9. me gustaria que existiera mas información al respecto, aunque realmente en estas lineas se expresa las intenciones de Watson, dadndo continuacion a un condicionamiento clasico, pero complementandolo; resulta muy interesante.
    Ps creo que no se permiten experimentos con humanos por ética y por que en realidad se verian a los humanos como objetos.

    ResponderEliminar
  10. Dios mio! una vez mas la realidad supera la ficción, yo quede encantada con un libro que una vez lei, solo porque se trataba de ficción y ahora veo que en esta nota lo que este libro contaba existio!

    Pa ra entender lo que digo lean: "Un mundo feliz" es una novela del autor británico Aldous Huxley

    S las recomiendo! una vez que empiezan a leerla no van a parar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. en ese tiempo el experimento fue grandioso y ahora solo es darse cuenta de como hacemos que los niños tengan fobias, en el momento en el que queremos limitarlos los espantamos causandoles una fobia.

    ResponderEliminar
  12. esta buena la imformacion pero es muy poca me gustaria algo mas dertallado si fuera posible

    ResponderEliminar
  13. Es una excelente explicación acerca del experimento que se realizó con Albert.
    Me parece un experimento genial, porque gracias a él se demostró que nuestros miedos y fobias inexplicables "aparentemente"; encuentran una explicación lógica y sustentada en la condición de respuestas adquiridas a través de estímulos.
    Sea ético o no, a todos nos ha servido, hay que quitarse esas telarañas de la conciencia y permitir a la ciencia ir mas alla....
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. ¿Y qué fue del niño? ¿Qué se sabe de él?

    ResponderEliminar
  15. Me parece un experimento muy poco ético, por mucho que se diga que sirvió para demostrar nuestros miedos y fobias aparentemente inexplicables.
    ¿Podría haber ocurrido que ese pobre niño en un futuro acabara traumatizo a causa de estos experimentos? Y si es así, ¿que había echo el pobre crío para que experimentaran con él como un pobre animal y tener que acabar traumatizado por eso? Nada, absolutamente nada.
    Como todos los artículos que he leído me ha parecido muy interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Este es un buen documento...

    Este experimento esta basado en el año 1920 o sea quiere decir que, era como la época donde se hacian varios de estos experimentos y cada uno de estos era un gran aporte a la ciencia... la madre de ese niño expuso a su hijo voluntariamente en el nombre de la ciencia ... ya que en ese tiempo era un orgullo que le pidiran a alguien participar en esta "noble" causa....

    esta madre no pensó en la consecuencias que le podrian afectar a su hijo, sin embarago acepto voluntariamente...

    ahora en estos timpos (se supone) que no se deberian hacer este tipo de experimentos... por eso John B. Watson fue tan criticado...

    Aunque sabemos que se hacen cosas peores y mas crueles...
    LO SABEMOS PERO HACEMOS QUE NO LO SABEMOS IGNORANDO LA REALIDAD...

    Con respecto al esperimento... sirvio... fue un aporte....
    quiere decir que gracias a la exposioción y el sufrumiento de ese niño se resolvieron mucho dudas o problemas e la rama de la psicologia del comportamiento humano frente a diferntes situaciones...

    ResponderEliminar
  17. hola soy albert., y escribo para contar que no me causo ningun daño psicologico los experimentos de watson.-VIVO EN LA ANTARTICA ,ME ENCANTA EL BLANCO ,LA NIEVE,..

    soi inmune al hanta virus.



    ¡¡QUE CRUELDAD DE ESTOS PSICOLOGOS DE EXPERIMENTAR CON UN NIÑO !!

    ResponderEliminar
  18. Me parece interesante el comentario realizado, pero hay que tomar en cuenta que Watson, uno de nuestros pioneros en el Conductismo, si bien no tenía la intención de dejar a Alberth sin desesncibilizar, su meta era darnos a conocer efectivamente que puede hacer o no una mente desestabilizada, es muy importante como lo dijeron ya, como nosotros somos capaces de condicionarnos ante estímulos inexistentes creando así fobias, y tiene razón uno de los comentaristas, en la actualidad condicionamos nuestros hijos a tantas cosas de manera involuntaria por parte de ellos, sin percatarnos que tanto daño les estamos causando, imitando de una manera más solapada lo que Watson hizo públicamente.

    A cuántos niños no se les condiciona el miedo a las inyecciones, la noche, los truenos, la oscuridad, y cuantos padres consideran que eso es una tontería y no les acompañan en sus temores convirtiéndose los mismos en fobias futuras.

    ResponderEliminar
  19. fue bueno pero a la vez una mierda xq no es para q esten haciendo experimentos con un niño y mucho menos para hacer que tenga miedo aparte no es lo correcto
    uy el señor wattzon sabia lo que hacia

    ResponderEliminar
  20. no entiendo xq tanta queja, si para un simple lapiz labial se hacen cosas muchisimo peores q un condicionamiento operante en un niño, ya lo dijo mas de un comentarista, y lo recalco, muchos conoceran el cuento del hombre de la bolsa o el cuento de caperucita, y ni mencionar los castigos fisicos q aplican las fuerzas militares para la formacion, es decir, cualquiera q conozca a un soldado puede saber q el entrenamiento fisico q se les da no es justamente para una aptitud fisica, sino q es un metodo disciplinario q no es mas q un condicionamiento como el q vimos con Watson, y lo ultimo q quiero decir es q no estoy tan de acuerdo con una mirada unica sobre lo etica aplicada la experimentacion en seres humanos, hay una gran cantidad de experimentos llevados a cabo de este tipo, incluso en la decada del noventa, quizas alguno lo conozca, se han hecho simulacros de gente q recibia descargas electricas como castigo, mientras q el verdadero individuo q estaba siendo evaluado era quien apretaba el switch ficticio, esto lo hizo EEUU para hacer un relevamiento de la conducta en soldados y en civiles, y lo logico seria decir q no es etico y demas, pero nadie lo plantea de este modo xq justamente era un simulacro, concluyendo, deberiamos re plantear un poco esta cuestion de etica, no seamos ingenuos, ademas el problema con watson, fue otro (q alguien m corrija si yerro), el niño dejo de comer, la llamada fobia q experimentaba no era a lo peludo, era a la textura de la suavidad, x lo q dejo de comer y el experimento se les fue de las manos, no fue q no llego a realizar el descondicionamiento sino q no pudo. De cualquier manera x fuerza q le pongan los conductistas no van mas alla q del comportamiento animal. Otro buen ejemplo d esto es la aplicacion de la lobotomia, habia un furgon q recorria algunos estados de EEUU practicando esto, convengamos q en el momento era el unico remedio conocido para convulsivos y algunas q otras alteraciones de la conducta d ciertas personas, y hoy en dia, el solo hecho de narrar el proceso de la loboterapia seria un escandalo y mas d uno diria q es un acto de salvajismo, etc etc.

    ResponderEliminar
  21. me parece realmente triste que se hagan estas cosas con un niño encima menor de un año...

    vaya gentuza que hay por el mundo!

    Moriréis todos asados a la parrilla! Con ketchup

    ResponderEliminar
  22. hola soy profesora de psicología y durante mi carrera estudie que el que realizo el experimento con Albert fue Skinner entonces que les digo mañana a mis alumnos?

    ResponderEliminar
  23. wenooooooooo kedo traumado esa es mi conclusión!!!!! pobrecito ese wat las va a pagar en el infierno jajaja!!!

    ResponderEliminar
  24. La historia hay que estudiarla desde su contexto; por lo tanto; si analizamos lo que ocurrio con Albert desde el 2010, por su puesto que es un abuso lo que le hicieron al niño y mas aun podemos decir que a Watson se le fue la mano en este experimento, pero es probable que para el tiempo en que se realizó el estudio ésta era la forma más efectiva de probar como somos condicionados. Asi que aun cuando nos parezca abusivo e impropio entiendo que fue un gran aporte a la psicologia en esos tiempos y en la actualidad.

    ResponderEliminar
  25. bueno por lo que yo se el niño que es llamado albert realmente se llamaba douglas merritte y murio alos 6 años de su corta vida pues lastimosamente desarrollo hidrocefalia a causa de una infeccion de meningitis

    ResponderEliminar
  26. el condicionamiento operante del que fue sujeto albert sirve para marcar el límite de las ciencias cuando objetualizan al hombre

    ResponderEliminar
  27. coincido totalmente con grey jaja pero eso a quien le interesa son contadas las personas que se dan cuenta de si la educacion a sus hijos va por buen camino o en un futuro se revelaran.

    me sirvio para contestar un examen de guia para mi segundo examen final.

    ResponderEliminar
  28. El psicoanálisis no atribuye una psicogénesis general a los traumas que posibilitan las fobias, o los trastornos histéricos. Si la técnica principal del psicoanálisis radica en la asociación libre esto se debe precisamente a que depende del constructo del sujeto, del cual se derivará el pivote que dió paso a su fobia. Lacan formaliza estas premisas al establecer estructuras, es decir, una serie de significantes que se referirán unos a otros hasta dar cuenta del núcleo reprimido que apuntala el malestar del sujeto en la cultura. El psicoanálisis no es una teoría pansexualista en el sentido lato del término, aunque sostiene la postura de una relación particular del sujeto con el goce, y este goce, "en bruto" es de naturaleza sexual. El hombre es, en última instancia, una ecuación particular de sexualidad y muerte determinada por los significantes que configuran su psiquismo. En su texto, Pulsiones y destinos de pulsión, Freud mismo plantea que, si una pulsión halla una meta (que de hecho tiene), ésta se repetirá automáticamente, lo que más tarde dará paso a su compulsión a la repetición, que es otra manera de llamar a la pulsión de muerte. La muerte del sujeto, la pulsión d muerte, es nada menos que la introducción del significante fálico que lo posiciona en relación a la Ley, y por lo tanto, en relación al goce. Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Pablo, no se entiende nada de lo que escribes. Lo mezclas todo, confundes cosas y te explicas muy mal. Intenta redactar mejor la próxima vez.

    El experimento que mencionas donde se simulaban descargas eléctricas no es de los años 90, sino de los 60. No fueron los USA quienes llevaron a cabo el experimento, y mucho menos el ejército de los USA, sino un psicólogo de la universidad de Yale. No se puede comparar con el experimento de Alberto precisamente porque nadie fue torturado y todos los sujetos de experimentación se sometieron voluntariamente a la prueba (y aprendieron de ella una lección muy importante). Era sólo un experimento para tratar de entender hasta qué punto una persona cualquiera se podía convertir en un torturador (le hacían creer que las descargas que su víctima -un actor- recibía eran reales) por simple obediencia. Los resultados fueron desconcertantes porque los psicólogos creían que los sujetos se iban a negar a obedecer y seguir torturando una vez superado cierto nivel de descargas y resultó que no. El estudio fue clave para entender la psicología humana.

    Los experimentos con seres humanos están permitidos siempre y cuando la persona se ofrezca voluntaria y no sufra. Que hay de malo en eso?

    ResponderEliminar
  30. "Los conductistas sostienen, con cierto humor, que si Albert hubiese acudido a la consulta de un psicoanalista para superar su posible temor hacia los abrigos de pieles se le convencería de que en su primera infancia tuvo un trauma sexual con su madre." - ENORME, jajaja.

    ResponderEliminar
  31. Watson y Rayner deben estar pudriéndose en el infierno, además de crueles idiotas

    ResponderEliminar