martes, 11 de marzo de 2008

Lindow Man: la momia de la ciénaga


El 13 de mayo de 1984, en el condado de Cheshire, Andy Mould y Stephan Dooley se dirigieron a la ciénaga en la que trabajaban para extraer y triturar la turba. Comenzaron su tarea buscando piedras grandes o maderas escondidas entre la turba. Al poco tiempo, Mould descubrió lo que parecía un deteriorado balón de fútbol. Sin embargo, cuando se acercó, comprobó con sorpresa que se trataba de un cráneo humano. Los dos trabajadores sospecharon que se encontraban ante los restos de un hombre asesinado. Sin embargo, lo que no podían imaginar es que el crimen se había producido unos 2000 años atrás.



Mould y Dooley informaron a la policía y la llevaron hasta el lugar del pantano en el que se encontraba su hallazgo. Allí, semienterrado en la turba, localizaron el cuerpo de lo que, más tarde, fue conocido como Lindow Man.

Cinco días más tarde, en presencia de varios paleobotanistas y un biólogo, el bloque de la turba que contenía a Lindow Man fue cortado y trasladado a un hospital local. Los investigadores intentaron averiguar cuándo y cómo se había producido la muerte de aquel hombre.

Según la prueba del carbono-14, Lindow Man murió en algún momento entre el 2 a. C y el 119 d. C. Se trataba de una persona de unos 25 años que, en vida, midió 1.69 cm. y pesó 60-65 Kg.


Reconstrucción de la cabeza de Lindow Man

Los científicos descubrieron, además, que el hombre había sido asesinado. Un examen visual les permitió averiguar que el asesinato comenzó con tres golpes en la cabeza con un objeto contundente, probablemente un hacha pequeña. También recibió un terrible golpe en la espalda, que le ocasionó la rotura de una costilla. Después, le anudaron una cuerda al cuello, que aún permanecía en él, y la retorcieron hasta romperle dos vértebras. Una vez muerto, le hicieron una incisión hasta el fondo de la garganta, quizás para drenar su sangre. Finalmente, abandonaron su cuerpo boca abajo en la ciénaga.

Los investigadores también descubrieron que, dos o tres días antes de su muerte, le habían recortado el cabello y la barba con unas tijeras, un utensilio poco frecuente en la época, reservado sólo a las clases sociales altas. Sus uñas también estaban bien cuidadas ¿Era, por tanto, el hombre asesinado un miembro importante de la sociedad?

La ropa hubiese sido un elemento clave para averiguar a qué clase social pertenecía pero, lamentablemente, estaba desnudo. No obstante, su aspecto cuidado parecía demostrar que se trataba de un aristócrata o un prisionero de gran importancia que había sido sacrificado a los dioses, ejecutado o, tal vez, ambas cosas.

Cuando los científicos exploraron el interior del estómago de Lindow Man descubrieron que su última comida consistió principalmente en pan de cerales sin levadura. También descubrieron polen de muérdago, sustancia que causa convulsiones, que probablemente le suministraron en alguna bebida antes de morir.

Algunos historiadores creen que Lindow Man fue víctima de un sacrificio humano a los dioses celtas para garantizar que los cultivos del verano fuesen abundantes o por otro motivo que fuese de gran importancia para el pueblo.

Al parecer, el sacrificio comenzaba encendiendo una gran hoguera en la cima de una colina. En el ritual se elaboraba un pastel de harina de avena, llamado bannock. El bannock se rompía en pedazos pequeños que se colocaban en una bolsa. La persona que escogía el trozo quemado del pastel se convertía en la víctima del sacrificio. La arqueóloga Anne Ross cree que Lindow Man eligió ese pedazo y asumió el destino que le esperaba.

Los celtas, a veces, sacrificaban tres personas a sus dioses más temidos: Taranis, Esus y Teutates, cada una a favor de un dios; pero, en otras ocasiones, sacrificaban un sólo individuo para los tres dioses. Este podría haber sido el caso de Lindow Man. En primer lugar, fue sacrificado a Taranis, dándole tres hachazos en el cráneo. Después, lo sacrificaron a Esus, cuando fue estrangulado y degollado. Finalmente, fue sacrificado a Teutates, cuando lo colocaron en la ciénaga.

Taranis, dios del trueno, la tormenta y el cielo.


Esus, dios sanguinario, señor de los bosques.


Teutates, dios guerrero y protector de las tribus.

Algunos investigadores opinan que Lindow Man no fue un hombre corriente que tuvo la mala suerte de escoger la pieza de bannock carbonizada, sino que se trataba de un sacerdote celta, también conocido como Druida, o un rey. Se basan en que sus manos no tenían callos, sus uñas estaban cuidadas y en su cuerpo no había otras heridas que las ocasionadas en la ceremonia del sacrificio. No era, por tanto, ni un trabajador ni un guerrero sino un hombre importante. Pero este tipo de personas no solían ser las víctimas de los sacrificios.

Ross adivina que la invasión de los romanos pudo ser la causa de que los celtas tomasen la drástica medida de sacrificar una persona relevante en su intento de apaciguar a los dioses y conseguir la derrota de los romanos. Lo más terrible es que Lindow Man pudo, incluso, elegir morir de esa manera tan atroz para evitar la amenaza romana.

Actualmente, Lindow Man se encuentra en el Museo Británico.

Tollund Man es otra famosa momia encontrada en una turbera. Se trata del cadáver momificado de un hombre que vivió en el 400 a. C. en Dinamarca cuya cabeza, a pesar del enorme tiempo transcurrido, se encuentra en un asombroso estado de conservación.


Tollund Man, al parecer, fue también víctima de un sacrificio a los dioses

Artículos relacionados: Las momias del hielo

Enlaces: wikipedia 1, 2 , britishmuseum, mummytombs.

14 comentarios:

  1. Lindow Man: la momia de la ciénaga...

    El 13 de mayo de 1984, en el condado de Cheshire, Andy Mould y Stephan Dooley se dirigieron a la ciénaga en la que trabajaban para extraer y triturar la turba. Comenzaron su tarea buscando piedras grandes o maderas escondidas entre la turba. Al poco t...

    ResponderEliminar
  2. Que alegría tan grande que estén de vuelta!!!!
    Como siempre, el artículo muy interesante.
    En la revista National Geographic en español de septiembre 2007, que llegó por estos lados, aparece un artículo de momias europeas y en la portada se encuentra la misma foto que pusiste de "Tollund Man"
    Un saludo desde Chile.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que hayáis vuelto,

    Estuve apunto de eliminaros de mi lector de feeds por que pensé que habíais abandonado el blog.

    Buen articulo, como en los buenos tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. UNO DE LOS MEJORES BLOGS QUE HE VISTO Y LEIDO.LO ENCONTRE HACE UNOS MESE ATRAS Y EMPEZE A VISITARLO.
    ES CULTURA Y CONOCIMIENTO EN ESTADO PURO
    TE FELICITO Y ESPERO POR MAS....
    www.pensandolabronca.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante!! La verdad que es impresionante la grandísima cantidad de información que forenses e historiadores pueden sacar de unos restos humanos de dos mil años de antigüedad, es asombroso...

    Y la imagen del Tollund Man, impactante realmente, parece un hombre dormido...

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  6. Hola, dices que no llevaba ropa pero en la primera foto aparece una momia con ropa. ¿Como es posible?

    pd: Genial el blog, me encanta :)

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos. Sois muy amables.

    Respecto del último comentario, las fuentes consultadas sostienen que la momia no llevaba ropa. Yo creo que en la imagen de la portada lo que se aprecia es la piel "con pliegues" del cuerpo momificado.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, pepeltenso :)

    ResponderEliminar
  9. Hola:

    Me alegro que esteis de vuelta. Sobre la historia algo ya conocia ya que hay un documental sobre los celtas en el que tratan este caso para descubrir las costumbres y ceremonias de los mismos. No explicaban donde se encontro pero si todo lo demas, sobre lo que comió, si era un druida, etc. Seguir asi.

    ResponderEliminar
  10. Interesante espacio..interesantes contenidos..gracias por compartirlo con nosotros :)

    ResponderEliminar
  11. Wow what a beautiful story. I have read your blog for a long time and have never posted a comment...It is no wonder that you often don't open up comments with all the wack jobs out in this world.

    ResponderEliminar
  12. Increíble el Hombre de Lindow y el de Tollound. Aquí en Canarias (España) los antiguos aborígenes guanches momificaban a sus difuntos, con un métedo muy similar al de los antiguos egipcios, las momias guanches se parecen mucho a estas momias de pantanos. Si quereís ver las momias guanches vayan al Museo de la Naturaleza y el Hombre de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, el principal y más grande museo arqueológico de Canarias, que además también posee colecciones de fósiles de animales prehistóricos, animales disecados, y un apartado dedicado a los minerales. Entre las momias guanches destaca la llamada "Momia de San Andrés" que toma el nombre de la localidad donde fué descubierta (al igual que el Hombre de Lindow, el de Tollund, el de Grauballe etc). Se trata de un individuo de unos 30 años, envuelto en piel de cabra, esta muy bien conservado, de hecho es la momia guanche más representativa y su imagen aparece en el logo del museo, yo he tenido la oportudidad de verla en varias ocaciones y la verdad es que sobrecoje, pero también lo hacen las demás momias guanches y cráneos que puedes encontrar en la misma sale. Las momias guanches por lo general son halladas en cuevas, a diferencia de las momias de ciénagas que aparecen en pantanos. Saludos y gracias por este espacio.

    ResponderEliminar
  13. I had a desire to start my own company, nevertheless I didn't earn enough amount of money to do that. Thank God my mate proposed to utilize the home loans. Hence I used the bank loan and made real my dream.

    ResponderEliminar