sábado, 12 de abril de 2008

El desnudo victoriano



Bañista (1870) de William Bouguereau*

El desnudo siempre ha sido un importante medio para que los artistas transmitieran sus ideales estéticos. Sin embargo, en la Inglaterra victoriana generó mucha controversia. La clase media consideraba los desnudos en el arte algo degradante y moralmente peligroso.

La sociedad estaba sometida a un severo código moral basado en la represión sexual, el pudor, los prejuicios sociales y el mundo de la apariencia. Las personas, especialmente las mujeres, debían mostrar siempre contención y reprimir el deseo. La sexualidad y el erotismo no debían estar a la vista de todos, plasmadas en una obre de arte, sino que debían pertenecer a la esfera privada. Sin embargo, la constante represión también generaba una obsesión con el tema sexual. Al parecer, incluso a la reina Victoria le gustaba realizar dibujos de hombres desnudos, que regalaba a su esposo, Alberto, para fortalecer su amor.


* Aunque William Bouguereau era francés, lo incluimos en el artículo porque era profesor de la Academia Julián, un centro cosmopolita del arte al que acudían estudiantes de numerosos países, entre los que se encontraban alumnos ingleses.


Los jóvenes artistas, sobre todo los que tuvieron oportunidad de salir al extranjero para completar su formación, se liberaron del fuerte encorsetamiento de la época y ofrecieron, a través de sus obras, otra visión del mundo y del arte.

Artistas como Millais, Leighton, Rossetti, Sargent y Tuke transmitieron su particular visión del desnudo.

En esta obra de Millais (imagen inferior) los signos de la sexualidad aparecen claramente reflejados en el pelo suelto y abundante de la mujer, algo muy erótico en la época; en la proximidad de la espada del caballero y en la forma fálica de los árboles. También el rojo de las telas sugiere deseo, sangre y sexualidad.



El caballero errante (1870) de John Everett Millais


La Puerta de la Aurora (1900) de Herbert James Draper


Cupido y Psique (1891) de Annie Swynnerton


Venus Verticordia (1868) de Dante Gabriel Rossetti


Muchacha lectora (1886-87) de Théodore Roussel

La represión sexual de la época victoriana no pudo impedir que el desnudo terminara recogiéndose, no sólo en la pintura, sino también en otros medios como el dibujo, la fotografía, la ilustración popular, la publicidad y la caricatura.


Modelo desnuda durante una clase de arte, alrededor de 1891.

Otras fotografías de la época:






Una cromolitografía erótica de 1886:


Mujeres bañistas nº 4 (1886)



Enlaces: tate, victorianweb, absolutearts, answers, geidai.

10 comentarios:

  1. El desnudo victoriano...

    [c&p] El desnudo siempre ha sido un importante medio para que los artistas transmitieran sus ideales estéticos. Sin embargo, en la Inglaterra victoriana generó mucha controversia. La clase media consideraba los desnudos en el arte algo degradante...

    ResponderEliminar
  2. Arte eso es lo que es...El cuerpo humano es bello.

    ResponderEliminar
  3. Resulta muy curioso como cambian las ideologias, al ver estas imagenes me parecen muy bellas, siendo que tiempo atras resultaban ofensivas. Gracias por los articulos victorianos, me encantan!!!

    ResponderEliminar
  4. La belleza siempre ha producido un inexplicable rechazo en muchas personas y sociedades, causado por algunas características únicas del ser humano y que ya os podéis imaginar.

    El caso de Bouguereau es curioso, porque pese a ser considerado uno de los mejores pintores de su época fue relegado al olvido, de criticas e incluso en enciclopedias, por enfrentarse a las nuevas corrientes artísticas de su época, como el impresionismo.

    Ya veis, criticado por los tradicionalistas por pintar desnudos bellísimos y condenado al olvido por los que tomarían el relevo en el control de los medios artísticos.

    Cuando conocí a Bouguereau aluciné y me encantó, y mas tarde hice un breve post sobre él en mi blog, aqui os dejo un enlace por si os apetece conocerlo;

    http://web.mac.com/regentehomes/rhblog/blogpersonal/Entradas/2008/1/6_bouguereau,_el_arte_perfecto.html

    Por cierto, enhorabuena tenéis un blog muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí William Adolphe Bouguereau es palabra mayor! para mí no existe ningún otro artista desde que conocí sus obras, las demás pinturas de la época, no alcanzan su realismo, su estética tan maravillosa, la temática tan bien elegida, su precisión con la anatomía, con el trazo, son tan perfectas sus obras, y tan difíciles de realizar! Para mí que soy pintor, todavía es un desafío inalcanzable, y eso que tengo el veneficio de la fotografía, el internet, el acrílico y demás ventajas. Para mí ese hombre fue un genio, no me explico cómo lograba esos trabajos en su época. Y me da mucha bronca e impotencia que hoy en día sean famosos los pintores más mediocres, y a bouguereau nadie lo conozca, es DEMASIADO INJUSTO!

      Eliminar
  5. Javier, también a mí me gusta mucho Bouguereau, tiene obras maravillosas.

    Muchas gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Lo unico que puedo decir al respecto es, que no hay mejor obra de arte, mayor belleza y digna de admirar que el cuerpo humano... Indiferentemente de como sea nuestro cuerpo! Es bello!!

    ResponderEliminar
  7. EL CUERPO HUMANO ES BELLISIMO POR DONDE SE LE MIRE, FUIMOS CREADOS A IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS.-

    ResponderEliminar
  8. [...] This post was mentioned on Twitter by Salud Ciencia Tecno. Salud Ciencia Tecno said: El desnudo victoriano at OvejasElectricas - http://bit.ly/cYkknJ #historia [...]

    ResponderEliminar
  9. No sé si hayan sido tan sexuales esos desnudos, más bien para mí eran sexys pero siempre dejándose igualar o superar por su hermosura. Digo esto porque no eran desnudos obsenos, por lo menos los aquí presentes, no eran grotescos, no mostraban genitales ni personas teniendo relaciones íntimas. Para mí el desnudo es especial y lindo, porque es algo de lo que se nos priva, en la sociedad no podemos ver escenas así, y casi es como si no fuéramos dignos de ese regalo, eso es lo que lo hace tan atrapante y majestuoso. Personalmente creo que el mejor exponente de este mundo fue William Adolphe Bouguereau :) ..Aunque sea francés, me alegra que lo hayan incluido en este post, y se los agradezco. Muy buen blog, me la paso mirándolo :)

    ResponderEliminar