domingo, 5 de abril de 2009

La antigua ciudad subterránea de Edimburgo



Bajo el subsuelo de Edimburgo se esconde una antigua y claustrofóbica ciudad subterránea sepultada bajo numerosas plantas de nuevas construcciones, que fueron elevándose una tras otra en vertical.

Desde la Edad Media, Edimburgo albergó una gran población encerrada bajo los muros de la ciudad antigua. Para tratar de paliar la insuficiencia de viviendas, los edificios se fueron amontonando unos sobre otros, llegándose a levantar hasta diez alturas en construcciones precarias ideadas para soportar muchas menos plantas. En ocasiones, las nuevas edificaciones se elevaban sobre las ruinas de las antiguas. Incluso un enorme puente fue rodeado de edificios, quedando sus arcos enterrados en el subsuelo.

Vivir en aquellos barrios subterráneos no era fácil: la luz que llegaba era muy escasa, no existía abastecimiento de agua y la ausencia de ventilación hacía que el olor fuese nauseabundo. Lógicamente, la gente adinerada vivía en la superficie y la población más deprimida y marginada se fue aglutinando en las viviendas más alejadas del exterior.




Algunos comerciantes, muchos inmigrantes y los sin hogar se establecieron en aquel ambiente subterráneo, casi sin aire y sin luz. Con el tiempo, los delincuentes, el comercio de mercado negro y la prostitución se infiltraron en esta sociedad, que cuanto más descendía en el subsuelo era más depravada y peligrosa.

Muchas historias y leyendas tuvieron su origen en este submundo. Por ejemplo, los ladrones de cadáveres, que no sólo los extraían de los cementerios sino que también los conseguían estrangulando a personas de estos barrios para proporcionar sus cuerpos a los estudiantes de medicina a cambio de dinero. También se movía por la ciudad subterránea Deacon Brodie, respetable ebanista durante el día y ladrón y asesino sin escrúpulos de noche,  cuya vida inspiró a Robert Louis Stevenson su novela El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Al parecer, el padre de Stevenson tenía muebles de Brodie.



La aglomeración urbana y la falta de higiene eran terreno abonado para infecciones y plagas. Las aguas fecales que durante el curso del día se acumulaban en ollas, se tiraban a la calle por las ventanas a partir de las 10 de la noche. La gente solía avisar a los viandantes con gritos de ¡ten cuidado! o de ¡ojo con...!.



Maqueta de los barrios subterráneos

Los desechos lanzados desde las ventanas de los numerosos pisos superiores se iban acumulando abajo hasta que se limpiase al día siguiente. El hedor, sin duda, sería insoportable. La suciedad provocaba que miles de ratas se paseasen impunemente por estos estrechos callejones, llamados closes, portando enfermedades que se transmitían con facilidad al ser humano. Una de las peores epidemias fue la peste bubónica que tuvo lugar en 1645. En la Navidad de ese año, muchas ratas infectadas, que llegaron a Edimburgo en barcos procedentes de Europa, invadieron estos sucios barrios. En muy poco tiempo, las pulgas transmitieron la enfermedad a la población.





Entre los lugares más castigados por esta enfermedad estuvo Mary King’s Close y las calles aledañas. Una leyenda muy extendida dice que, para evitar la expansión de la epidemia, las autoridades adoptaron la decisión de tapiar la zona para impedir la salida de los enfermos, condenando así a toda la población, contagiada o no, a una muerte inexorable. Al cabo de unos meses, cuando se derribaron los muros, el Ayuntamiento ordenó la recogida de los restos putrefactos de los cadáveres, que fueron descuartizados por carniceros para su transporte, y la limpieza de la zona. Después, las casas se pusieron a disposición de aquellos que quisieran habitarlas. De nuevo, la población menos afortunada se adentró en aquellos barrios oscuros e insalubres.



Entrada a  Mary King’s Close



Sin embargo, nuevas investigaciones arqueológicas han revelado que las víctimas de la enfermedad no fueron encerradas ni se dejaron morir de hambre. Al parecer, las personas infectadas se recluían en sus casas e indicaban su situación mostrando una pequeña bandera blanca en la ventana. Como respuesta, se les entregaba a diario pan, cerveza, carbón e incluso vino y, en ocasiones, un médico las visitaba. Pero poco podía hacer la medicina para combatir esta terrible enfermedad. Los limitados y, muchas veces, francamente peligrosos tratamientos médicos de la época no evitaban la muerte de los enfermos e incluso la del mismo médico, que terminaba contagiándose.




Interior de una vivienda de  Mary King’s Close. En estas pequeñas casas podían llegar a vivir hasta doce personas




Hacia el 1830, el Edimburgo subterráneo fue sepultado por completo bajo las nuevas construcciones. Aquellos oscuros barrios habían albergado al lado más miserable de la humanidad y la sociedad del siglo XIX quiso ocultarlos para evitar su desagradable recuerdo y, efectivamente, con el tiempo, la gente olvidó que existían. Pero, a mediados de los años ochenta, fueron descubiertos, casi por casualidad y, en la actualidad, son explorados por numerosos visitantes que se sienten atraídos por la misteriosa atmósfera que los envuelve.

Enlaces: edinburgh.org.uk, wikipedia, concierge, realmarykingsclose, elviajerolento, travelblog.

52 comentarios:

  1. La antigua ciudad subterránea de Edimburgo...

    Bajo el subsuelo de Edimburgo se esconde una antigua y claustrofóbica ciudad subterránea sepultada bajo numerosas plantas de nuevas construcciones, que fueron elevándose una tras otra en vertical. Desde la Edad Media, Edimburgo albergó una gran pob...

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que las ovejas vuelvan al "redil" :) Se os echaba de menos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, brujodoncarlos, intentaremos mantenernos en el redil :D

    ResponderEliminar
  4. ¡ Ya era hora ! Muchas gracias por esta nueva y, como siempre, excelente entrega.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a ti, Oliver, por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me resistia a borrar el blog de mis feeds porque todo lo que he leido en ovejas electricas es interesantisimo y curioso al menos, ademas de estar muy bien escrito.Vuelve la publicacion de articulos y veo que la espera ha tenido buenos resultados.
    Saludos y espero mas historias amenas como siempre

    ResponderEliminar
  7. Bastante interesante.

    ResponderEliminar
  8. Volviste, volviste, volviste!!! Que gusto!!!

    Como siempre con historias muy interesantes, me gustaría hacer un viaje a aquella ciudad subterránea; realmente me intrigó...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. ! Sensacional !. Que pedazo de lugar.
    Vaya con la sangre fría de los carniceros, parece que a medida que pasa el tiempo nos hacemos más sensibles a todas estas sufridas historias.
    Un gran artículo.
    Por cierto, ya veo que habéis tocado madera, jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Frankie, gracias por no borrarnos de tus feeds y por la opinión que tienes del blog :)

    Pues sí, Josete, según he leído no sólo troceaban los cadáveres sino que los amontonaban por trozos (las cabezas juntas, los brazos, los troncos...) y así los iban sacando del barrio. El problema es que estas historias, muy arraigadas en Escocia, tienen un componente legendario muy grande y no se sabe con certeza qué era realmente cierto.

    También hay muchas leyendas de fantasmas: los espíritus de los que fueron obligados a morir al tapiarse estos barrios siguen habitándolos. Los turistas dejan juguetes en un lugar determinado para el fantasma de una niña, enferma de la peste bubónica, que sus padres abandonaron para que muriese. En fin, esto ya se lo dejamos a Iker Jiménez :D

    Muchas gracias, Gerardo, Hanita y Josete por vuestros cariñosos comentarios.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. ¡Menos mal que ha sucedido nada malo! Estáis de vuelta, y como siempre con grandes historias...

    Pero... ¡no nos volváis a meter estos sustos! ¬_¬

    Un saludo, ovejas ^_^

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por volver a postear ... !!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, FinGolF y Celeblung, por vuestros comentarios, que siempre son muy amables.

    Un afectuoso saludo :)

    ResponderEliminar
  14. Me han entrado ganas de visitar ese lugar :)

    ResponderEliminar
  15. Excelente historia, excelente redacción; en lo personal no me importa esperar por las cosas buenas, es mejor calidad que cantidad.

    Saludos y por favor no paren, al ritmo que puedan, pero no paren :)

    ResponderEliminar
  16. Que gusto me da verlos de nuevo por aquí, se les extrañaba.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Merece la pena esperar a leer historias como estas.
    Se echaba de menos.

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno el blog, lo he linkeado con el mío, a ver qué tal sale.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por los nuevos comentarios, da gusto regresar con este recibimiento.

    Jelens, ánimo con los arreglos de tu casa, seguro que quedará estupenda.

    Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por los ánimos Indira, se agradecen :D jiji

    ResponderEliminar
  21. Soy una nueva lectora y os felicito por la pagina, tanto por su contenido como por su maquetacion.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Q bueno leer de nuevo por aqui!!!
    super interesante, me encantan estas historias :)

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias, Tauya, y bienvenida.

    Eres muy amable, Gwen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Te felicito por el post. Muy bien contado. Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Felicidades habeis vuelto a conseguir que me sorprenda gratamente con vosotros :), pero no nos deis esos sustos , espero que pronto volvais con otra historia, saludos

    ResponderEliminar
  26. [...] Internacional … visto desde la Tierra- Las asombrosas armas de la 2ª Guerra Mundial- La antigua ciudad subterránea de Edimburgo- Primer condenado a prisión por lucrarse con las descargas de Internet- Una Semana Santa [...]

    ResponderEliminar
  27. Sensacional, como siempre :)
    Merece la pena la espera.

    ResponderEliminar
  28. Gracias a dios!
    Ya temía no ver más artículos!

    Muy interesante! Como siempre! Da gusto leeros.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  29. Qué alegría volver a leer vuestras historias!!

    Se os echaba de menos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Txema
    Diego
    Randy
    jracing
    over
    marta

    Muchísimas gracias a todos y un afectuoso saludo :)

    ResponderEliminar
  31. Ya os echaba de menos, no sabeis lo que me entretengo leyendo estas entradas tan interesantes y variadas. Os felicito por lo que haceis!! un saludo

    ResponderEliminar
  32. DESDE ARGENTINA SIGO CON MUCHO ENTUCIASMO CADA ENTREGA DE LAS OVEJAS.. Y ESPERABA CON ANSIA EL REGRESO!!!.. DESDE YA MUCHAS GRACIAS POR TAN EXCELENTE MATERIAL..
    SALUDOS!!!

    ResponderEliminar
  33. Qué alegría que hayais vuelto! Creais adicción!

    ResponderEliminar
  34. Que bueno que volvieron!!! Excelente e interesante, como siempre.

    ResponderEliminar
  35. La antigua ciudad subterránea de Edimburgo...

    Bajo el subsuelo de Edimburgo se esconde una antigua y claustrofóbica ciudad subterránea sepultada bajo numerosas plantas de nuevas construcciones, que fueron elevándose una tras otra en vertical. Desde la Edad Media, Edimburgo albergó una gran pob...

    ResponderEliminar
  36. Me alegro de vivir en el mundo de las tres dimensiones...

    ResponderEliminar
  37. Ver estas fotos da una imagen de la ciudad un poco terrorífica, pero no es así. La ciudad es encantadora, es verdad que tiene esos pasadizos y tal pero hay que ver la otra cara de la ciudad.

    ResponderEliminar
  38. Hola, qué bueno haberos descubierto!
    La rutas nocturna (Market Tours) por esos pasadizos ha sido una de las mejores experiencias en viajes que he tenido (he viajado poco, se ve :P)

    Enhorabuena y besos

    ResponderEliminar
  39. Majo, seguro que fue una experiencia fantástica.

    Muchas gracias a todos por los nuevos comentarios. Saludos :)

    ResponderEliminar
  40. Llego un poco tarde, pero no puedo evitar comentar mi opinión al respecto..

    ¡¡¡BRUTAL!!!!! :P (perdón por la expresión vulgar)

    Me apasionan estos lugares. Estar allí y tocar la pared con tanta historia.. tiene que ser único.

    Gracias por darlo a conocer ^^

    ResponderEliminar
  41. Estoy impresionada con este sitio, es de los mejores que he visitado y disfrutado. Por favor sigan publicando que me he quedado hambrienta de articulos ;O).
    Los felicito de corazon y les deseo lo mejor en sus labores para este año 2010

    ResponderEliminar
  42. MosweN, gracias a ti por seguirnos.
    Muchas gracias, Lucía, por la opinión que tienes del blog. Feliz 2010!!

    ResponderEliminar
  43. magnifica pagina,hecha con mucho cariño,una isla entre todo lo que nos ponen,se nota la calidez,apetece leerla masticarla dedicarle tiempo saborearla al fin,huele a cafe recien hecho y a conversacion de amigos ,gracias por las pequeñasy grandes cosas que nos gustan.....

    ResponderEliminar
  44. Muchas gracias, Luis, por la opinión que te merece el blog. Realmente, nos encanta compartir con todos nuestros lectores historias que nos han resultado interesantes y comentarlas, como tú bien dices, como si fuésemos un grupo de amigos reunidos.

    Un saludo afectuoso :)

    ResponderEliminar
  45. [...] no evitaban la muerte de los enfermos e incluso la del mismo médico, que terminaba contagiándose. víaCategorías: curiosidades, historia 11 comentarios »11 Responses to “El terrible [...]

    ResponderEliminar
  46. Realmente es tenebroso y puede llagar a meter miedo a alguién, pero visitar Edimburgo y no meterse ahi es como ir a Santiago y no visitar la catedral...
    Yo recomiendo a todos que vayan a verlas, además de las rutas nocturnas de terror que hay por la ciudad

    ResponderEliminar
  47. Increible articulo. Anotado Edimburgo como visita obligatoria en el futuro.Seguir asi

    ResponderEliminar