martes, 6 de abril de 2010

Ruth Wakefield, la inventora de las "cookies" de chocolate




Las famosas cookies con chispas de chocolate, tan tradicionales en la gastronomía norteamericana, fueron inventadas en el año 1933 por Ruth Graves Wakefield. Como sucede en algunas ocasiones, el invento fue fruto de la casualidad.

En 1930, Kenneth y Ruth Wakefield compraron una bonita casa estilo Cape Cod, construida en 1709, en Whitman, Massachusetts (imagen inferior). Su intención era  convertirla en un hostal-restaurante de carretera destinado a acoger a las personas que viajasen de Boston y New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la sabrosa cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos.



Toll House Inn

La popularidad del albergue no sólo se debió a su comida casera sino a la costumbre de dar a los comensales una ración entera de uno de los platos para llevar a casa y una porción de sus galletas para el postre. Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.

 
Ingredientes de las famosas galletas

Las galletas de mantequilla de la señora Wakefield no eran su especialidad, pero sí constituían un buen complemento de sus comidas. Para elaborarlas, seguía una antigua receta de la época colonial. En una ocasión, Ruth, que había olvidado comprar ciertos ingredientes básicos de sus cookies (chocolate en polvo y frutos secos), decidió sustituirlos por pedacitos de chocolate, cortados de una barra de chocolate Nestlé semidulce. Ruth creía que los trocitos se derretirían pero se llevó la sorpresa de que conservaron su forma y le dieron a la galleta una textura más cremosa.

Sus cookies de chocolate se hicieron muy populares en su restaurante y en toda Nueva Inglaterra, sobre todo desde que su receta se publicase en un periódico de Boston. Pero la fama de esta galleta llegó a extenderse mucho más cuando la señora Wakefield escribió un libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, publicado en 1936 por M. Barrows & Company de Nueva York.

 
Receta original de Ruth Wakefield, extraída de su libro Toll House Tried and True Recipes

El libro incluía la receta de las "Toll House  Chocolate Crunch Cookies", que fue convirtiéndose en una de las galletas favoritas de los hogares estadounidenses.




Libro de recetas de Ruth Wakefield

La difusión de la receta también aumentó durante la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU. Muchos escribieron a sus familiares para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.



En la imagen superior aparece una cuartilla de una carta escrita por un soldado llamado Herb. En ella le pide a su madre que, en lugar de enviarle algún pastel, le mandase Toll House cookies, las galletas que comían algunos de sus compañeros y que él tenía muchas ganas de probar.




Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate Nestlé semidulce se disparó. De modo que, finalmente, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate le propuso un acuerdo a Ruth: a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.

En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semidulce Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas. Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.


 Chips de chocolate





En 1967, los Wakefield vendieron Toll House Inn a la familia Noel, de Maine, que lo convirtieron en un club nocturno. En 1972, la familia Saccone compró y restauró el edificio devolviéndolo a su aspecto original y abriendo en él un nuevo restaurante. Desgraciadamente, un incendio que se originó en la cocina hizo arder por completo la casa, en la víspera de Año Nuevo de 1984. Toll House Inn no volvió a ser reconstruido.
 


Toll House Inn años antes del incendio

Ruth Wakefield falleció en 1977, con 74 años. No hay duda de que su invento, obtenido por casualidad, la hizo cosechar un gran éxito y popularidad en su vida y, además, proporcionó muchas alegrías a todos los que somos golosos.

 
El "Monstruo de las galletas", de Barrio Sésamo, comiendo cookies de chocolate

(antes de que se hiciese "políticamente correcto" y se volviera vegetariano)

Puede que también te interese: El 4º Conde de Sandwich y sus emparedados

Enlaces: nestle.ca, wikipedia, women-inventors, gumbo, TheCookingPhotographer, web.mit.edu, elizabethtrubia, unbecominglevity, homemadecookiesandmore, patentplaques.

32 comentarios:

  1. [...] Ruth Wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate www.ovejaselectricas.es/?p=1645  por CIB3R hace 1 segundos [...]

    ResponderEliminar
  2. Las buenas recetas perduran en el tiempo gracias a las casualidades y sencillez de las mismas.

    PD: No me gustan nada estas galletas jajaja

    ResponderEliminar
  3. [...] This post was mentioned on Twitter by Blogs Culturales. Blogs Culturales said: Ruth Wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate http://bit.ly/anozp6 [...]

    ResponderEliminar
  4. [...] Ruth Wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate [ www.ovejaselectricas.es ] [...]

    ResponderEliminar
  5. Veo que las Ovejas Electricas estan de nuevo activas. Que alegría.
    Personalmente me gustan mucho estas galletas.

    ResponderEliminar
  6. Mmmm!!! me encantan esas galletas, sobretodo las Mrs Fields son tan suaves... muy interesante el artículo, saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Jelens, eso es porque no has probado las caseras :)

    Muchas gracias, Ride, ojalá que pudiéramos publicar con más frecuencia pero depende del trabajo.

    Las galletas Mrs.Fields son muy famosas en EEUU, seguro que estarán muy buenas, Hanita, pero no las he probado aún.

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Si no os importa podríais poner la receta traducida porque ya se que voy a hacer este fin de semana xD. Gran artículo (como siempre) y una alegría ver que publicais (si ya se que no podeis hacerlo con más frecuencia debido al trabajo, cosa que aumenta el valor de este blog n.n).

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por la opinión que tienes del blog, Odiseo.
    La receta original tiene los siguientes ingredientes: 2-1/4 de tazas de harina; 1 cucharadita (4,6 g.) de bicarbonato de sodio; 1 cucharadita (6 g.) de sal; 2 tazas (340 g.) de chispas de chocolate; 1 taza (220 g.) de mantequilla sin sal; 2 huevos grandes; 1 cucharadita de extracto de vainilla; 3/4 taza (150 g.) de azúcar granulada; 3/4 de taza (165 g.) de azúcar moreno y una taza de nueces picadas.

    En este blog de cocina te explican de una manera muy sencilla cómo hacer estas ricas galletas:

    http://filirecetillas.blogspot.com/2007/03/cookies.html

    ResponderEliminar
  10. Me encanto el articulo! Siempre me habia preguntado sobre el origen de estas galletitas de fama mundial, aunque no son mis favoritas, pero solo sabia que eran norteamericanas. Nada mas para decir, el articulo genial, al igual que todos, gracias!

    ResponderEliminar
  11. Hola¡
    Permiteme presentarme soy Andrea administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, andre_ojedas@hotmail.com
    Exitos con tu página.
    Saludos
    Andrea

    ResponderEliminar
  12. Preciosa entrada, Indira!! Me gusta conocer los origenes de las cosas...y de estas galletitas espcialemente. (Tomo nota de receta para cuando tenga un horno pirolítico, jejeje)
    El monstruo de las galletas era mi favorito de Barrio Sesamo, y los chips de netsle son algunos días, los protagonistas de mis desayunos....en fin...todo apunta a que estas galletas y yo somos también "viejas amigas"
    En fin....la casa de esta mujer...me ha puesto los dientes largos. Lástima lo del incendio.
    He disfrutado mucho leyéndote...espero esos tres libros de Semana Santa.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Mika, me alegro de que te haya resultado interesante el post. Muchas gracias.

    Andrea, no hay ningún problema, todo lo contrario. Salvo que los blogs sean xenófobos, sexistas o manifiesten algún otro tipo de intolerancia, es siempre un honor que nos incluyan entre sus enlaces.

    Muchas gracias, María. La verdad es que estas galletas están muy buenas cuando las haces en casa. También a mí me pareció Toll House una preciosidad. Ruth debió de vivir buenos momentos allí. Me pasaré por tu blog para seguir charlando. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  14. Me parece fatal que publiqueis estos artículos... ¡¡¿y ahora que hago yo, que quiero galleeetaass?!! Je, je, je ^_^

    Estupendo artículo, como siempre... ¡a seguir así, ovejas!

    A comer dulces se ha dicho ;-)

    ResponderEliminar
  15. Ay, es verdad que con este post te da hambre!! ;)

    Saludos, FinGolf :)

    ResponderEliminar
  16. Buenos días

    Acabo de encontrar esta página por casualidad y me parece un sitio apasionante. Es un estilo a lo que yo intenté hacer con mi blog, pero que tuve que abandonar por falta de tiempo. Los temas son variados y tremendamente interesantes. Felicito al responsable (¿responsables?) del blog porque realmente es una pasada de sitio y me ha permitido profundizar en temas que ya conocía, y conocer otros igualmente interesantes.

    Un saludo
    Mónica

    ResponderEliminar
  17. Mónica, muchas gracias, eres muy amable. Bienvenida a nuestro blog! :)

    ResponderEliminar
  18. jaja justo hace 2 semanas hice las galletas, y la receta que viene en la envoltura... solo ke ahora en las chispas de chocolate hersheys... ^^ DELICIOSAS!

    ResponderEliminar
  19. Hola!!! Me fascina su página, no tienen idea que es ya parte de mi vida diaria entrar a ver si hay novedades :), millones de Felicitaciones!!! creo que es la primera vez que comento después de ser su fan desde hace un año aprox.

    Un fuerte abrazo

    Saludos

    Karina.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias, Karina, eres muy amable. Me alegro de que te resulten interesantes los temas que tratamos aquí.

    Seguro que estarían estupendas tus galletas, erika :)

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  21. Qué bueno que siguen en sintonía.

    Desde Colombia los sigo bastante. Muy buenos como siempre los posts.

    ResponderEliminar
  22. YoSoyElCarlos, muchas gracias por seguirnos. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  23. [...] “Monstruo de las galletas”, de Barrio Sésamo, comiendo cookies de chocolate Via: Ovejas eléctricas ¿Te gustó este post? [...]

    ResponderEliminar
  24. [...] Ruth Wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate at OvejasElectricas [...]

    ResponderEliminar
  25. que ricas estan jeje yo tengo la receta que venia con las tabletas de nestle para cocinar *o* salen espectaculares
    saludos

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu comentario, cjfuentes :)

    Aunque hoy en día hacer galletas, con tantas prisas que tenemos siempre, es bastante complicado, es muy agradable sorprender de vez en cuando a la familia o amigos con galletas caseras y éstas de chocolate la verdad es que están muy buenas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  27. [...] ruth wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate at ovejaselectricas [...]

    ResponderEliminar
  28. os dejo el link con mi receta de las cookis, la tuyas tienes un pinta estupenda :)
    http://elrincondelospostres.blogspot.com/search/label/galletas

    un saludo ;)

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias, Verónica, por tu receta. Seguro que serán unas cookies buenísimas. Y mucha suerte con tu blog.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  30. [...] las recetas con historia como la de estas galletas. Una historia que se remonta a 1930, cuando Ruth Wakefield decidió añadir unos trocitos de chocolate a su masa de galletas y fueron todo un éxito entre los [...]

    ResponderEliminar
  31. Me encanta esta historia. Es curioso como las costumbres más arraigas de los EEUU o las piezas claves de su historia popular apenas llegan a tener 100 años, verdad? Una pena que se quemase la Toll House, pero esas casa americanas, hechas de los pies a la cabeza de madera, es lo que tienen: un pequeño incendio que se va de madre y adiós casa. un saludo y gracias por contarnos todo esto

    ResponderEliminar
  32. [...] sé si conocerás que se le atribuye el inicio de su elaboración a Ruth Graves Wakefield y de ahí que Nestlé incluyera una receta en la parte interior del envoltorio de la [...]

    ResponderEliminar