sábado, 20 de noviembre de 2010

La demencia en el psiquiátrico de Worcester



En 1949, el fotógrafo Herbert Gehr, contratado por la revista LIFE, visitó el Worcester State Hospital para captar, a través de su cámara, cómo vivían los pacientes y qué tipos de terapia estaban recibiendo para mejorar o recuperarse de sus enfermedades mentales.

Como hizo Alfred Eisenstaedt en la década anterior, Gehr recogió impactantes imágenes de estas personas y de los curiosos y, en ocasiones, humillantes e inhumanos tratamientos a las que eran sometidas para lograr su curación.




Antigua imagen del Worcester State Hospital



El Worcester State Hospital en 2006

En 1833, en las bellas colinas de Worcester, si inauguró el Bloomingdale Asylum, el primer psiquiátrico de Massachusetts. A mediados del siglo XIX, el hacinamiento en el que vivían los enfermos mentales obligó a construir un hospital de mayor tamaño en la misma zona: el Worcester State Hospital.

La construcción de este nuevo hospital se inició en 1870 y terminó siete años después. Fue diseñado por el arquitecto George Dutton Rand, siguiendo el Plan Kirkbride.

Como ya mencionamos en nuestro post sobre el Danvers State Hospital, el Plan Kirkbride fue un sistema ideado por el psiquiatra Thomas Kirkbride, defensor del llamado “Tratamiento moral”. Según esta filosofía, la salud mental de los dementes mejoraba utilizando con ellos un trato humano e internándolos en lugares soleados y confortables. Kirkbride consideraba que las instalaciones en las que viviesen los enfermos ejercían un efecto curativo y, por tanto, las habitaciones debían ser amplias, luminosas, bien ventiladas y decoradas con buen gusto. La belleza de los edificios y el respeto hacia los pacientes permitirían que éstos se recuperasen y pudieran volver a integrarse en la sociedad.

En un principio, el Worcester State Hospital, cumplió los requisitos requeridos para conseguir el bienestar que Kirkbride quería proporcionar a los enfermos mentales. Incluso, llegó a gozar de gran prestigio y popularidad. Como nota curiosa, podemos resaltar que este psiquiátrico fue visitado por Sigmund Freud en 1909, durante su viaje a América.

Sin embargo, a medida que aumentaba el número de pacientes,  se fue deteriorando la calidad de vida de éstos. Además, como en tantos otros psiquiátricos, en el Worcester State Hospital se introdujeron todo tipo de terapias de choque, como la lobotomía, el electroshock o el coma insulínico .

Sabemos, por ejemplo, que en este psiquiátrico se practicaron lobotomías a numerosos pacientes. En un estudio de 1949, dos terapeutas del Worcester State Hospital hacían referencia a los resultados clínicos de la lobotomía prefrontal en 100 casos de esquizofrenia.

Os muestro algunas de las fotografías más impactantes que realizó Herbert Gehr en el Worcester State Hospital en 1949.


Uno de los tratamientos que recibían los pacientes consistía en taparles los ojos y hacerlos girar en una silla colgada del techo.



En una sauna, el enfermo debía sentarse en una silla especial, que permitía recoger en un recipiente el sudor, con el objeto de un posterior estudio de éste.



Paciente recibiendo electroshock

Con algunos de estos tratamientos podían lograrse importantes restablecimientos de los pacientes. Por ejemplo, el electroshock mejora las fases agudas de la esquizofrenia, con delirios y alucinaciones. También parece funcionar en las depresiones muy profundas, sobre todo cuando hay tendencias claras al suicidio. Pero a pesar de los efectos positivos de algunas de estas terapias, a menudo resultaban peligrosas, humillantes e inhumanas. Además, con estos tratamientos se producía un distanciamiento y ausencia de comunicación entre el enfermo y el médico.



Esta joven estaba recibiendo la terapia del coma insulínico. Como explicamos en el anterior post, el tratamiento, empleado generalmente con los esquizofrénicos, consistía en administrar insulina hasta lograr el coma hipoglucémico durante 15 a 60 minutos. La terapia solía durar unos sesenta días.

Los shocks de insulina hacían que los pacientes esquizofrénicos mejorasen. Pero este tratamiento podía provocar la ceguera o, incluso, la muerte.



Inquietante imagen de un paciente sometido a la terapia del coma insulínico.



Pesando a un paciente.



Una paciente del Worcester State Hospital atendida por un terapeuta



Terapeutas e investigadores del hospital fotografiados por Herbert Gehr.

En la siguiente imagen, los pacientes bailan en un gran salón del hospital. Llama la atención el clima de normalidad que se respira en esta curiosa fotografía de Herbert Gehr.



En la siguiente imagen, una curiosa fotografía de tres pacientes en una de las salas del hospital.




La misma estancia en 2006.

El Worcester State Hospital se mantuvo abierto hasta 1991. El 22 de julio de ese año, un espectacular incendio lo envolvió en llamas y derrumbó casi todos los techos. Sólo algunas zonas y el edificio de administración no se vieron afectados.

En 2008 se ordenó su demolición, a excepción del edificio de administración y la torre del reloj.

Os dejo con algunas espectaculares imágenes del Worcester State Hospital, tomadas por distintos fotógrafos, pocos años antes de ser demolido.






Pasillos del sótano en los que, curiosamente, había muchos bancos para sentarse.











41 comentarios:

  1. [...] La demencia en el psiquiátrico de Worcester   www.ovejaselectricas.es/?p=1846  por jamfry hace 3 segundos [...]

    ResponderEliminar
  2. [...] This post was mentioned on Twitter by Pablo Angeletti, Fernando Selman and xocoarolas, Blogs Culturales. Blogs Culturales said: La demencia en el psiquiátrico de Worcester http://bit.ly/avOo9Z [...]

    ResponderEliminar
  3. Se os echaba en falta, pero la espera ha valido la pena. Gran historia!

    Una historia muy de Ovejas Eléctricas ;-)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, bovolo :)

    La verdad es que me impactaron mucho las fotografías de Herbert Gehr, y también las del Worcester State Hospital abandonado, y tenía ganas de compartir la historia con los que leen este blog.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Impresionante. Una historia aterradora y muy interesante y unas fotos preciosas.

    ResponderEliminar
  6. Gradiosos su retorno :3
    ademas buena información :3

    ResponderEliminar
  7. M@Rí@, pedrohuelva, muchas gracias a los dos.

    cataliz, gracias por seguir este blog :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Buena historia!
    Muy interesante el contraste entre el hospital "habitado" y las ruinas posteriores...

    ResponderEliminar
  9. Vuestro blog me parece fantástico, os seguiré desde ahora.

    ResponderEliminar
  10. Magnífico, ¿conocéis algún edificio abandonado en España al que podamos acudir a hacer fotos?

    ResponderEliminar
  11. enhorabuena welcome back!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa!!! se os echaba de menos. Qué historia y qué fotografías tan impresionantes, perfectamente podría ser la mansión de "Los Otros". También me encantó, por lo que a mí me toca, la entrada de Ruth Wakefield, la inventora de las “cookies” de chocolate, tengo que traducir la receta y comprobar si es la que yo hago. Un beso fuerte para los cuatro.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, J. Daniel. También a mí me pareció llamativo ese contraste.

    La inquieta mirada (Claudia) me he pasado por tus blogs (tengo que hacerlo más detenidamente) y me han resultado muy interesantes. No sabes cómo me gustaría poder hacer una Bitácora culinaria como la tuya y viajar tanto como lo haces tú ¡qué envidia! (sana) :)

    Pepeltenso, http://rutasabandonadas.es es una estupenda web de sitios abandonados en España. Las fotografías son muy buenas y dan mucha información acerca de cada lugar

    Isabel, muchas gracias, seguro que tus cookies serán mucho más buenas. No hay nada más que pasarse por tu blog y ver las imágenes de los platos que preparas para saber lo excelente cocineras que eres. Besos, guapa!!!


    Gracias a todos!!

    ResponderEliminar
  14. La entrada es estupenda y las fotografías de una belleza extrema primos. Muchos Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Me alegro de que te haya gustado, Luis :)
    Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  16. Indira, se te echaba mucho de menos...Me ha gustado mucho leerte de nuevo. Los psiquiatricos...sigo pensando de forma ambivalente. Ahora que veo este, desecho, pero vivo en otro tiempo, pienso...hoy día hace falta prepararnos para vivir con problemas psiquícos, igual que vivimos con otros problemas...pero hay veces y momentos, en que las personas que sufren de esta manera: necesitan un lugar donde poder quedarse. La dinámica no tiene por qué ser la de entonces, tan dañina.
    Hay una película, no recuerdo muy bien el título, creo que es "El solista" y habla de este tema. Uno de los personajes, dicen que mejor que tanta medicación, por qué no, dar herramientas a las personas, para aprender a vivir con la enfermedad, con las voces, con lo que sea...
    Me he quedado impactada de nuevo con eso de suministrar insulina a pacientes con esquizofrenia.
    Qué importante eso de ofrecer calidad a los pacientes!! La idea inicial de este proyecto-edificio, no estaba mal.
    Un beso!! Y no sabes cómo me alegra que ya estés por aquí. Espero que algún día nos cuentes tu viaje a London!!

    ResponderEliminar
  17. Es cierto, la idea inicial parecía buena, aunque supongo que en las enfermedades mentales muy graves se necesitaría algo más que el trato humano y el entorno agradable. Pero, desde luego, mejor todo eso que una lobotomía.

    María, el viaje a Londres fue estupendo para la familia (tenemos que comentarlo con más detenimiento) pero creo que la pareja (sin los niños) necesita una nueva escapadilla para poder ver todos los lugares que fueron sustituidos por el zoo, el London Trocadero, el Rainforest Cafe, etc. :)

    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  18. Aún no se cómo he llegado aquí pero, sin duda, estoy fascinado con este rincón tan inquietante y enfermizo (desde la admiración lo digo).

    Creo que voy a perderme mucho por estos lares.

    Mis respetos,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  19. [...] La fotografía suicida de Bill Thomas, imágenes pin-up de Playboy a subasta, la demencia en el psiquiátrico de Worcester y el lado oscuro de las familias. Además, publicidades vintage de tabaco, la abuela super [...]

    ResponderEliminar
  20. El Guardián de la fila 8, muchas gracias y bienvenido al blog :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Si que se os echaba en falta.
    Una historia estremecedora e impactante,..y que fotos XD.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Buenísimo el retorno. Qué grandes historias sacan ustedes. Ojalá tengan tiempo para sacarlas más frecuentemente. Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Josete, muchas gracias. Por cierto, muy interesante y divertido tu último post "En busca de un absurdo éxito". Sobre todo la primera historia me ha encantado. Un abrazo!

    YoSoyElCarlos, muchas gracias. También a mí me gustaría tener más tiempo para publicar en el blog.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  24. Feliz Navidad, Indira!! Espero y deseo que pases una Navidad llena de ricos momentos maravillosos...donde las risas, las ilusiones y el amor estén muy presentes. Es un placer haberte conocido, Indira!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Querida María, también para mí es un placer conocerte y leer tu maravilloso blog. Que pases unas fiestas navideñas muy felices en compañía de tus seres queridos. Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  26. hola hace bastante que leo este blog la verdad es q me he leido casi todo ... buenisimo la historia y ademas sus fotografias son impactantes muchas gracias besos !!!

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias, Carolina, por la opinión que tienes de este blog.

    Un beso y felices fiestas :)

    ResponderEliminar
  28. ¡¡¡WOOOW!!! Me ha gustado mucho también este post. Lo que cuentas es superinteresante, y las fotos impactan muchísimo... Me parecen sacadas de un juego para PlayStation llamado Silent Hill que salió ya hace muchos años. La escalera con el cochecito de bebé, los lavalos... increíbles e impactantes.
    ¡¡¡Mil gracias por escribir sobre ello!!!

    ResponderEliminar
  29. Impresionante el artículo y las fotos. Muchas gracias por compartirlo!
    Saludos de un replicante!

    ResponderEliminar
  30. Esther me alegro de verte por aquí. Gracias por tu comentario, siempre eres muy amable. Besos :)

    Muchas gracias, El replicante. Saludos!!

    ResponderEliminar
  31. Si os fijáis en las fotos anteriores a los años setenta, No Hay Ningún Obeso.

    No puedo dejar de pensar que los piensos que dan a los animales de los que comenos carne leche y huevos (incluso al pescado de acuicultura) llevan hormonas que les hacen crecer y engordar rápidamente, para hacerlos mas rentables.

    Eso es lo que pasa ahora: engordamos como nunca lo hicieron nuestros padres, y nuestros nietos crecen de una forma exagerada.

    En los años 70 andaba yo por Estados Unidos, donde empezaba a ser visible el problema, y me sorprendía ver personas afectadas por lo que llaman los médicos obesidad mórbida.

    Ahora en España puedo ver tantos casos como podía ver entonces allí.

    A lo mejor deberíamos emparejar este problema con el tabaquismo, pues como este es un grave riesgo para la salud del individuo.

    ResponderEliminar
  32. Very beautiful, I also like, looking forward to
    more exchanges of experience and your.

    ResponderEliminar
  33. That's well known that money makes us autonomous. But how to act when someone does not have money? The one way is to try to get the business loans or collateral loan.

    ResponderEliminar
  34. hermosa historia, muy cautivadora y las imagenes del fotografo muy buenas

    ResponderEliminar
  35. Hola!

    Muy interesante tu web! vamos a añadir un enlace desde nuestro blog, pásate!

    dunheim.blogspot.com

    Un saludo!

    ResponderEliminar